La Cámara de Apelaciones decidió ampliar la condena a Karen Ñáñez y así, de los siete iniciales que había aplicado la Jueza de Menores de Rafaela, se extiende a trece años de prisión.

La joven fue autora del delito de homicidio agravado por alevosía en 2015, cuando tenía apenas 16 años. Citó mediante engaños a María Fernanda Chicco, ex novia de su pareja, la atacó con un arma blanca y luego la estranguló con un alambre, dejando oculto el cuerpo en las afueras de la localidad de Ceres. Ya había perpetuado diferentes amenazas antes de llevar a cabo el homicidio.

Ñañez, al ser menor de edad al momento de los hechos, no cumplió la condena en prisión y se mudó a la ciudad de Rosario en donde ha intentado continuar con su vida estudiando, trabajando y haciendo deportes, pero ha sido blanco de múltiples escraches, sobre todo en redes sociales. El último importante fue en 2019 cuando usuarios de redes sociales descubrieron que participaba de un equipo de futsal de Rosario y lograron su expulsión.

Ahora, a cinco años del asesinato de Fernanda Chicco, los camaristas resolvieron: “Confirmar parcialmente la sentencia recurrida modificando la pena por lo que se condena a Karen Ñáñez, datos filiatorios obrantes en autos, a la pena de trece años de prisión con más las accesorias previstas en los artículos 12 y 19 del Código Penal con costas”.

 

María Fernanda Chicco tenía 18 años al momento de su asesinato.
María Fernanda Chicco tenía 18 años al momento de su asesinato.