La cúpula de la Unidad Regional IV del departamento Caseros analizó durante estas últimas las horas la mejor decisión respecto a las sospechas de que el comisario de Chañar Ladeado haya sido parte de una fiesta clandestina.

Teniendo en cuenta que los rumores se transformaron en un posible y real hecho, este miércoles en diálogo con Radio Casilda, Hernán Ferrero, director jefe de la U.R.IV, indicó: "Lo que hicimos primeramente es ver las actuaciones que se realizaron en esa dependencia".

A su vez, agregó que "efectivamente hay una por esta fiesta clandestina que dio intervención al fiscal en turno y que la inició el mismo comisario y personal de la dependencia, no obstante a esto, se determinó que División Judicial -ex Asuntos Internos-, tome oficio".

La misma está en carga de investigar "faltas o delitos del propio personal policial", explicó el entrevistado. "Tenemos diferentes versiones", detalló, es por eso que analizarán cámaras de seguridad, tomarán declaraciones y profundizarán los procedimiento de esclarecimiento para poder dar con la verdad de lo sucedido.

Por el momento, el fiscal Matias Merlo del Ministerio Público de la Acusación de Melincué, tomó intervención y será quien lleve adelante las medidas que se tomen. Tal como confió, "esta mañana le di la novedad a nuestra jefa de provincia -Emilce Chimenti- y al subjefe, quienes coincidieron en sacar del cargo al comisario y desplazarlo, esos es lo que se hizo esta mañana a primera hora".

Un comisario de otra dependencia tomará el cargo, lo que produjo que se deban rotar algunos otros uniformados que estaban ejerciendo sus tareas. Es por eso que se espera por la puesta en conocimiento de las resoluciones que determinarán desde provincia.

 

La palabra de Hernán Ferrero.