La sirena de Bomberos Voluntarios de Casilda sonó pasadas las seis de la mañana de este lunes, ya que tuvieron que acudir al destacamento policial ubicado en Formosa y Pasco por el incendio en al menos una de sus unidades, que estaba estacionada en la esquina mencionada y fuera de servicio.

Personal del cuerpo activo combatió las llamas que terminaron prácticamente con toda la parte frontal de una de las camionetas que corresponde a las fuerzas policiales de la ciudad, más precisamente a Guías y Certificados, más conocida como patrulla rural. En primera instancia, se desprendió extraoficialmente que se trata de un hecho intencional.

Al aire de Radio Casilda, el subjefe de la Unidad Regional IV, Mauo Bonomo, confió: "Hay muchas hipótesis y no se descarta absolutamente nada, se está a la espera de Bomberos Zapadores de la Unidad Regional II, quienes van a llevar adelante las pericias respectivas conforme lo ordenado desde la Unidad Fiscal de Investigaciones de la ciudad de Casilda".

Respecto a los hechos, dijo: "El personal que estaba de guardia advierte el foco ígneo en esta unidad y en otra también, con lo medios que contaban logran sofocar uno de estos focos, no obstante eso, fue imposible proceder en igual sentido con la restante unidad móvil que en este caso era un vehículo que no estaba en funcionamiento actualmente". 

 

La palabra de Mauro Bonomo, subjefe de la Unidad Regional IV.