La mañana del viernes trajo consultas de los y las oyentes de Radio Casilda, quienes preguntaban que había sucedido durante la noche del jueves en la zona de Alsina y bulevar Villada, sitio en el cual escucharon detonaciones, entre otras cosas.

Teniendo en cuenta la incertidumbre de la audiencia, Hernán Ferrero, director jefe de la Unidad Regional IV, conversó al aire de la emisora: "Vecinos llaman al 911 porque manifestaban que tres masculinos estaban consumiendo bebidas alcohólicas", comenzó diciendo.

Al arribar las unidades al lugar de los hechos, constatan lo sucedido, incluso divisando a una cuarta persona. "Personal policial trata de calmar la situación, le manifiestan que se vayan a dormir -cuenta el jefe-, uno trata de mediar y de un momento a otro empezaron a agarrar palos y piedras y empezaron a arrojarlos hacia el personal policial".

Tal como detalló el entrevistado en esta ocasión "no hubo personal policial lesionado ni móviles dañados". Además, sumó que la respuesta de sus subordinados fue "usar escopeta con balas de gomas para disuadir", que serían las detonaciones que se escucharon en barrio Nueva Roma.

"Tenemos que decir que estos tres masculinos están identificados, como el barrio los conoce, personal policial también", confió Ferrero al mismo tiempo que aseguró que "lo plasmamos en un acta de procedimiento", la cual será puesta a disposición del Ministerio Público de la Acusación.

 

La palabra de Hernán Ferrero, jefe de la Unidad Regional IV.