Los delincuentes tratan de hacer lo posible por ingeniársela y sacar provecho de cualquier cosa que pueda llevarlos a un motín. Ahora bien, en ocasiones suceden hechos insólitos como el que pasó en inmediaciones de bulevar América al 2700 el domingo por la tarde.

Delincuentes desmontaron un portón de aluminio de tres pliegues completo y se lo llevaron de una casa en construcción. Su dueño, Guillermo, conversó con Radio Casilda y aseguró que durante la mañana dominical estuvo trabajando allí, por lo que sospecha fue llegada la tarde, algo que confirmó luego con algunos vecinos.

"La verdad que es increíble, cuando vine el lunes a trabajar me encontré sin el portón, o sea lo sacaron con todo el tiempo del mundo. Ni un rayón. Supuestamente según me dicen los vecinos fue el domingo a la tarde", manifiesta. Su sorpresa, además de lo que se llevaron es como dejaron el marco, el cual no presenta ni un rasguño.

"Yo trabajé el domingo a la mañana", explica, pero luego por la tormenta no estuvo en el lugar y es donde se dio el hurto. "Vine el lunes y no podía creerlo", suma indignado, al tiempo que agrega: "Lo han apoyado a la tarde y después se lo llevaron".

Lo cierto es que al no dejar huellas ni marcas, se le hace muy difícil poder seguir rastro alguno, aunque la denuncia ya fue radicada. "No hay huellas, fueron prolijos hasta para sacar el marco, el cual quedó como nuevo", cuenta el dueño de un portón corredizo que prácticamente desapareció en manos de delincuentes.

Como no son muchas las cosas que se pueden hacer con los pocos elementos que forman parte de la investigación, ahora la mira está puesta en las distintas redes sociales con el objetivo de que no se comercialice por esa vía lo sustraído.

 

La palabra del vecino que fue víctima del robo.