Durante la madrugada del domingo agentes del área Tránsito se encontraban en la zona de las cuatro plazas levantando las valla que cerraban al tráfico de automóviles para darle la posibilidad al rubro gastronómico de ampliar sus capacidades cuando sucedió algo inédito: le robaron el móvil.

La Ford Ranger color gris que cuenta con una baliza naranja y que habitualmente se puede divisar en controles o recorridas por Casilda, fue sustraída por al menos un joven que luego de hacer uso de la misma la abandonó en la intersección de Mitre y Rioja, en cercanías a la cancha del club Banfield en barrio Barracas.

Respecto a esto, el secretario de Gobierno, Andrés Docnich, habló en Radio Casilda y contó que aparentemente, la persona que aprovechó de la soledad del vehículo, se movilizaba como acompañante en una motocicleta que justo pasó por el lugar del hurto.

Además, relató que luego de la importante labor de personal de Policía Motorizada que lograron dar con el rodado, la Agencia de Investigación Criminal tomó cartas en el asunto y recogió huellas dactilares de la camioneta para continuar con el proceso de esclarecimiento.

"Hay cámaras y estamos investigando, entendemos que doblan en Ovidio Lagos y Catamarca porque una cámara lo toma", señaló el funcionario quien además catalogó el hecho como de "de gravedad extrema" por lo que pasó pero también por lo que podría haber sucedido.

 

La palabra de Andrés Docnich.