*https://www.rosarioplus.com/enlareposera/Museo-Argentino-de-Internet-una-recopilacion-de-los-mejores-momentos-digitales--20200114-0026.html*
*/contenidos/2020/01/14/noticia_0026.html*

Museo Argentino de Internet: una recopilación de los mejores momentos digitales

El Museo Argentino de Internet se propone ser una reserva de contenidos de la era digital. Lleva apenas dos días de existencia y ya la rompe en las redes sociales.

De Samid y Mauro Viale al Anda a la cancha bobo, pasando por los mejores momentos del bailando y de la época flogger, el administrador de la cuenta quieren dar cuenta de los momentos más épicos de los últimos años. La premisa es registrar todo el archivo audiovisual que circula por la web y tantas alegrías le ha dado a los argentinos. 

La cuenta es administrada por @tobiscato, un chico de 18 años. En diálogo con Rosarioplus.com contó que "la idea surgió al ver hace unos meses una iniciativa similar pero de México. Ahí dije che estaría bueno hacer esto de Argentina". 

Abierta el pasado 12 de enero, la cuenta y tiene casi 40 mil seguidores en la red social Twitter. Su creador pide a los usuarios colaboren con la causa y sumen sus momentos a través de la etiqueta #MuseoArg o por mensaje privado. 

"Los usuarios están más que bienvenidos a aportar material y de hecho es de gran ayuda ya que a veces no recuerdo algunos momentos y la gente me hace recordarlos para subirlos" invitó.

"Me parece piola que haya un lugar específico para buscar momentos así de divertidos y que no haya que buscarlos entre todos las otras cosas que se suben a Twitter" destacó Tobías.

"Creo que internet influyó mucho a estas generaciones de millennials y centennials porque cambio rotundamente la comunicación y facilita mucho también al acceso de las cosas" concluyó. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Museo Argentino de Internet (@museoargentino_) el

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de casildaplus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo