*https://www.rosarioplus.com/ensacoycorbata/Una-publicidad-misogina-de-hamburguesas-causa-indignacion--20191008-0036.html*
*/contenidos/2019/10/08/noticia_0036.html*

Una publicidad misógina de hamburguesas causa indignación

El polémico anuncio de la compañía Bicky Burger 

Las hamburguesas Bicky Burger, muy populares en muchos establecimientos de Bélgica, ha generado polémica por un anuncio publicado en internet en el que se muestra a un hombre dando un puñetazo a una mujer por comprar una hamburguesa de otra marca.

"¿De verdad, una falsa Bicky?", dice el varón en una especie de cómic, en el que se lo ve con el puño cerrado tras haber golpeado a la mujer en la cara mientras ella cae hacia atrás.

En los comentarios inscritos sobre el anuncio, la empresa se pregunta si "alguien más merece un gran castigo" y recuerda, para que el consumidor no se confunda con otras marcas, que el embalaje de la cadena Bicky Burger es de color verde.

El anuncio, que al menos seis horas después de su publicación en la red social Facebook permanecía activo, ha generado controversia entre los medios de comunicación, la clase política y los internautas de Bélgica.

La radiotelevisión pública belga calificó el anuncio como "publicidad de mal gusto" en "un momento en el que las campañas de sensibilización contra la violencia contra las mujeres están aumentando", mientras que el diario "La Dernière Heure" se refiere al reclamo como "publicidad misógina".

La ministra para los Derechos de las Mujeres de Valonia (la región meridional y francófona de Bélgica), Bénédicte Linard, denunció en Twitter la campaña publicitaria y señaló que es "completamente irresponsable trivializar" la violencia machista.

Recordó, además, que en 2017 un total de 38 "mujeres fueron asesinadas en Bélgica porque eran mujeres" y, en 2016, el país registró "18.000 denuncias por violencias conyugales" solo en Valonia.

(EFE)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de casildaplus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo