El pedido de una familia que estuvo a punto de quedar en la calle | CasildaPlus.com
*/ennoticias/El-pedido-de-una-familia-que-estuvo-a-punto-de-quedar-en-la-calle--20200522-0004.html*
*/casildaplus/contenidos/2020/05/22/noticia_0004.html*

El pedido de una familia que estuvo a punto de quedar en la calle

Rocío es mamá de cuatro hijas y junto a su pareja, tuvieron que rebuscarse para poder encontrar la forma de no dormir en la calle, en tiempos donde el peligro y el frío, asechan sin medir consecuencias. La familia vivía en una pensión pero el alquiler se terminó y desde ese momento, todo fue cuesta abajo.

"Lamentablemente nos quedamos en la calle porque se nos terminó el contrato de alquiler y esta es la situación, me da mucha pena por las nenas", comenzó diciendo a Radio Casilda Rocío, mientras le aparecían las primeras lágrimas de tristeza. Durante dos noches, le prestaron la habitación de un hotel local a la familia para que el frío de la noche no sea el lugar elegido para "descansar".

Hoy, los seis integrantes viven en una pequeña construcción que en no más de tres días lograron 'levantar' para poder resguardarse del afuera. Rocío trabaja en un bar y si bien no dejó de percibir su sueldo durante la pandemia, el aporte no le alcanza para la gran cantidad de necesidades que deben afrontar desde que dejaron la pensión que habitaban.

Si bien los empleadores tanto a ella como a su compañeras las han ayudado, entiende que es un rubro que está totalmente golpeado por la coyuntura actual y sería impensado pedir más. "Mis patrones son muy buenos, en lo que me pueden ayudar, siempre lo hacen. Les estoy muy agradecida", señaló. Recurrir a los medios en una situación tan desesperante, puede ayudarla y de mucho y por eso eligió este camino.

Ante la necesidad y la urgencia, decidió dar a conocer su historia y pedir ayuda a la sociedad. "Lo que más necesito es una garrafa, cuando me mudé de un alquiler, el dueño se quedó con mi garrafa", explicó. Y agregó que para cocinar e higienizarse lo hacen trasladándose a la casa de su cuñado, algo realmente preocupante ya que debe caminar dos cuadras para cualquier cosa que precisen en ese aspecto.

Lo cierto es que apenas pasado el mediodía, un vecino de la ciudad se acercó hasta Saveedra y San Luis para ofrecer de manera desinteresada una garrafa cargada. De igual manera, hay más cosas en las que se puede colaborar. "Pudimos conseguir algunas frazadas que nos prestaron. Necesitamos medias, pantalones, zapatillas (para las menores)", relató.

¿Querés ayudar? Rocío y su familia precisan: frazadas, utensilios de cocina, elementos para armar camas, garrafa, cables, ropa para cuatro niñas (9 meses; 9,11, 3 años), alimentos no perecederos, entre otras cosas. Podés comunicarte con Rocío al 346 469-0279.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de casildaplus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo