La mamá de un joven con discapacidad alzó la voz para reclamar que su hijo no tiene donde cursar sus estudios teniendo en cuenta que si bien en la institución educativa local lo aceptan, quedó fuera del sorteo de ingreso y hasta el momento no le dieron ninguna respuesta.

El 20 de noviembre del pasado año se llevó a cabo el sorteo para las vacantes de una escuela secundaria de la ciudad en el que el joven quedó afuera, "queremos darle cinco años más para que pueda seguir integrándose socialmente ya que supuestamente está dispuesto por ley", anunció su madre, quién prefirió no dar su nombre, en Radio Casilda

La mamá del niño confió que durante años, su hijo cursó los estudios primarios junto a una docente a cargo y una compañera que "lo apoyó en el proceso de aprendizaje y lo ayudó a integrarse con el resto"."Ella si ingresó y por eos queremos que mi hijo esté ahi, le es muy difícil empezar todo de nuevo alejado de sus allegados", concluyó.

Por otro lado la mamá manifestó: "Ya empiezan las clases y yo no tengo escuela para mi hijo, eso es desesperante aunque no quiero culpar a nadie. Según la madre que realizó el reclamo, "desde la escuela la predisposición fue genial, pero me confiaron que desde Supervisión dijeron que lo anote en el sorteo, cosa que pasó pero quedó afuera".

El caso aún está en veremos, el niño hace desde noviembre que no encuentra solución a un problema que realmente preocupa y alarma a su familia, "su compañerita propuso no ir a la escuela secundaria si el no va", ponderó la dueña del reclamo.

El reclamo sonó en El Equipo de la Mañana: