El secretario general del Gremio de Empleado Municipales, Walter Britos, desmintió que exista cierta preferencia sobre algunos trabajadores, más que nada para aquellos que ocupan un lugar en la comisión directiva. Todo se habría desatado en el seno del área de Tránsito, en la cual surgieron diferencias por la elección de algunos subrogantes.

En diálogo con Radio Casilda, el referente de los trabajadores municipales incluso echó por tierra algún rumor que hablaba de presentaciones a través de representantes legales. A su modo de ver, todo debe resolverse de manera interna. "Estoy sospechando que esta movida no parte de los mismos trabajadores, sino de otro sector", se atrevió a deslizar. 

Uno de los focos de conflicto, por lo que pudo saber el medio, está dado en la sección Tránsito. Que actualmente cuenta con subrogancias por cada turno y en una de ellas, la elección recayó sobre alguien que es parte de la comisión del gremio. En ese punto, Britos aclaró que los pedidos para ocupar esos puestos -temporales- se hacen mediante nota en mesa de entrada y corresponden a cada área, en ese caso a la Secretaría de Seguridad Ciudadana. Algo similar se supone que pasó con Barrido, aunque el secretario lo descartó.

Más adelante en su explicación, Britos dedicó un párrafo al tema de las jefaturas. "Nadie fue designado mediante decreto en mi gestión, siempre se espera por el concurso", afirmó. Y si bien existe una sugerencia de parte del Sindicato de dar un paso al costado cuando un miembro de comisión asume un puesto de mandamás, el estatuto no prohibe desempeñar ambas funciones. "Eso no quiere decir que por pertenecer al Sindicato se vean favorecidos. Simplemente que reunen las condiciones para ocupar esos puestos, que por otro lado los designa el municipio", sentenció el integrante de la mesa de Festram.

Escuchá la nota completa con Walter Britos