A media mañana un accidente provocó un verdadero caos en el tránsito de la ruta 33. Entre Casado y Roca, a la altura de la estación de servicio que provee de G.N.C a los vehículos, un camión embistió a una moto.

Obviamente la peor parte se la llevó el único ocupante del rodado que fue asistido luego de comprobarse una lesión en su mano. El camión se dirigía en sentido Rosario-Firmat y su conductor, un chofer oriundo de Rufino, debió prestar declaración ante los efectivos policiales que se hicieron presentes en el lugar. 

La policía se hizo presente en el lugar del accidente.
La policía se hizo presente en el lugar del accidente.

Después del choque, la ruta 33 se puso intransitable en el sentido en donde se produjo la colisión. Inspectores municipales se hicieron presentes en la intersección de Ovidio Lagos para darle orden a una importante congestión.

Desde el viernes, de por sí la ruta se muestra desbordada por la gran cantidad de vehículos que transportan cereal. El problema de esta mañana se vincula con esta situación y la agudizó, por lo cual, las autoridades insisten con una conducción precavida para todos aquellos que deban transitar la 33.