La fama que ganó Nik desde que creó a Gaturro es directamente proporcional a la mala imagen que se generó en el mundo de los ilustradores. Es que desde hace tiempo se habla mucho más de sus plagios que de sus propias ideas. Esta semana le tocó a una artista que vive en Casilda.

Sandra Gaitán nació Bogotá pero desde hace tiempo se radicó en nuestra ciudad. Desde el año 2008 es una casildense más y fue ganando experiencia laboral en su propio negocio de comidas y trabaja para dos revistas colombianas y varios clientes particulares. Mojicona es su personaje insignia y a su vez es el nombre que la identifica en las redes sociales.

Es allí donde descubrió el plagio y ese fue el sitio en donde lo denunció ya que se hizo eco de los comentarios de lo que otros colegas fueron publicando a medida que daban cuenta de la copia fiel que le habían realizado a un chiste suyo en torno a la ilusión de una mujer que debe quedarse en su casa limpiando mientras pretende salir a divertirse.

 

"Yo subí la ilustración en septiembre del año pasado, es la que tiene mas likes en mi cuenta. Él la subió con la firma cortada, se la apropió y luego se viralizó. Hace poco me enteré lo que hacía con otros colegas reconocidos y algunas más pequeños y cuando mis seguidores me avisaron me dí cuenta lo que pasaba y lo enuncié en mi cuenta", le dijo Sandra a CasildaPlus.com que entiende que fue plagiada.