Manos a la obra. La Asociación de Bomberos Voluntarios podrá contar con algo que había requerido hace algunos meses. A principio de esta semana comenzó la intervención sobre calle Zeballos al 2100 para darle más lugar donde depositar los rodados a los miembros del Cuerpo Activo. Un espacio necesario, sobre todo, durante los días de emergencias.

El equipo de uniformados dio a conocer la buena noticia mediante sus redes sociales. Adelantando que la construcción de la nueva dársena brindará mayor "seguridad, orden y agilidad". Al tratarse de una zona muy transitada, era muy común ver dobles y hasta triples filas frente al edificio. Algo que cambiará radicalmente con este nuevo proyecto.

Este nuevo espacio se sumará a otro situado sobre el sector izquierdo. En un acuerdo que se estableció con el ente municipal, la Asociación se hará cargo de los materiales, mientras que la Muni aportará la mano de obra.

Según se calcula, en los momentos que suena la sirena, arriban al cuartel entre 15 y 20 personas en el lapso de 3 minutos. Y la mayoría de ellos se movilizan en sus vehículos particulares a fin de ganar tiempo. De esta manera, se cumplirá con otras de las promesas que aseguró la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, antes del 11 de diciembre.