El gobierno nacional lanzó una fuerte medida de ajuste que afecta directamente a los municipios y comunas de nuestra región. Por decreto eliminó la entrega del Fondo Federal Solidario. El vulgarmente denominado fondo sojero, equivale a una pérdida de unos 1000 millones de dólares para obras entre lo que resta de este año y el 2019.
 
Las provincias y municipios recibían el 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja, porcentaje usualmente destinado a la generación de obras públicas que ya no contarán con ese aporte en el próximo presupuesto.
 
 
En función de esto, varios líderes políticos de Casilda y la zona se expresaron. Emiliano Scopetta, de la Fuerza Popular Casildense, interpeló al Intendente Juan José Sarasola. Roberto Meli, del Frente Renovador, puso énfasis en que nuestras tierras son las principales productoras de soja. Martín Cacciarelli, ex titular de la comuna de Los Molinos por el FPCyS, le apuntó al carácter unitario de Cambiemos.