El domingo se juega la segunda final de la Liga Casildense y claro está, los más trascendente pasa dentro de la cancha pero habrá mucha atención puesta con lo que suceda afuera. Los incidentes del pasado fin de semana en Arequito hicieron que el protocolo de seguridad se refuerce.

Desde el lunes, se planifica el operativo de la revancha que tendrá lugar el domingo en la Villa Deportiva. Los efectivos de la Unidad Regional 17 con asiento en San Lorenzo, acompañarán a la delegación del club 9 de Julio desde la estación de peaje para llevarlos hasta la puerta del vestuario visitante. Lo mismo sucederá cuando llegue el grueso de la hinchada que llegará en dos micros a la boletería de la visita.

Los encargados de la seguridad de Atlético Pujato aclararon que tienen previsto realizar un cordón para que no haya contacto con la parcialidad visitante ante un eventual festejo del Pincha tanto en Reserva como en Primera. En esta oportunidad, deberán ajustar lo que sucedió en 2016, cuando los hinchas de Pujato llegaron a ponerse cara a cara con los jugadores y el cuerpo técnico de Belgrano en medio de los festejos por el tricampeonato.

 

A las 11.30 comenzará la inspección general al predio pujatense y desde las 12, las boleterías estarán habilitadas para presenciar el juego de Reserva que comienza las 13.15. Habrá 60 efectivos de la policía de Santa Fe y otros diez hombres de seguridad que estarán encargados de custodiar a las autoridades.