La llegada de Claudio Blaser a la Jefatura de la Unidad Regional IV despertó varias preguntas. ¿Cuáles son sus antecedentes? ¿Por qué lo traen a Casilda si en Las Rosas pretendieron cambiarlo? ¿Mantuvo encontronazos con las autoridades políticas de aquel lugar? 

En diálogo con Radio Casilda, el propio Blaser contó el episodio a partir del cual debió atravesar un juicio en una causa caratulada como homicidio calificado y agravado. Fue en 2007, cuando estuvo al frente de la comisaría de Villa Cañás. "Fuimos a hacer un allanamiento a la provincia de Córdoba y fui agredido por un prófugo que estábamos buscando. Quiso atropellarme con su auto. Hice un movimiento que ni yo recuerdo, efectué un disparo y terminé su vida", relató el policía que pasó dos años y dos meses detenido en dependencias del Servicio Penitenciario cordobés. Después de más de 20 audiencias, el 18 de agosto de 2009 fue absuelto en virtud de la legítima defensa prevista en el Código Penal.

La resolución qu marca la absolución de Blaser en la causa de homicidio.
La resolución qu marca la absolución de Blaser en la causa de homicidio.

Blaser se tomó seis meses para retornar a las fuerzas de seguridad. Una vez que se cerró la causa administrativa, se asentó en la Unidad Regional XV de Coronda y llegó a ser subjefe a principios de 2016. En octubre del año pasado asumió en Las Rosas, de donde Blaser pidió el cambio "para favorecer a la sociedad y a la relación con la intendencia".

Javier Meyer, desde Las Rosas, habló de su experiencia con Blaser.
Javier Meyer, desde Las Rosas, habló de su experiencia con Blaser.

Minutos previos, en la misma emisora Javier Meyer declaró que "hace cinco meses le pedí al gobernador Miguel Lifschitz el cambio de jefe por cuestiones que no satisfacían mi exigencia en materia de seguridad". El referente de Cambiemos en Las Rosas descartó haber tenido problemas personales con Blaser pero reclamó mayor acción a las autoridades de la Provincia. "Si no hay decisión política, las gestiones policiales van ser malas", sostuvo la máxima autoridad rosense.

Ricardo Motta, comisario saliente de Casilda se fue a Las Rosas y entró en el enroque con Blaser, que llegó a la ciudad. Después de dar sus primeros pasos en Casilda, Blaser entiende que "hay que formar equipos de trabajo, acercarse a las instituciones porque este es un trabajo conjunto. Si la seguridad no la hacemos entre todos, esto es muy difícil".

Blaser habló de una gestión de puertas abiertas, con las autoridades dispuestas a atender a la comunidad y una conducción presente. Escuchá la nota completa del subdirector policial, a cargo de la Unidad Regional IV.