Hace días que notamos las marcas de un fuego que arde y no para de hacerlo en las islas del Paraná, aquellas que se comparten en territorio junto a Entre Ríos y que, desde las costas en Rosario puede notarse sin inconvenientes.

El fuego, como siempre lo hizo, arrasa y solo deja dolor, cenizas, humo -tóxico-, y mucho olor. Desde Radio Casilda conversamos con Walter Corsetti, jefe de la Brigada Incendios Forestales de la provincia, quien manifestó que desde hace 48 horas trabajan quince hombres en la zona que por el momento, arde en llamas.

Para el operativo montado sobre el río, además de esta Brigada, trabajan bomberos de la policía y voluntarios de Rosario y Entre Ríos, Prefectura Naval, Policía Federal y representantes del Ministerio de Seguridad de la Nación pertenecientes al Servicio Nacional de Manejo del Fuego.

Actualmente, además de los trabajos que se hacen en tierra y para los que bomberos son trasladados con helicópteros hasta las zonas damnificadas, también hay aviones hidrantes, -al menos dos-, que aportan para combatir el fuego. Corsetti no descartó que puedan sumarse más unidades aéreas.

Desde su función, el entrevistado aseguró que “nosotros coordinamos y asistimos en todo lo que puedan necesitar el personal que se encuentran en la sofocación de estos focos ígneos”, y agregó: “Cuando estuvimos trabajando en la base de Fray Luis Beltrán -hace unos 20 días-, y en donde habíamos conformado nuestro primer comando, teníamos alrededor de dos mil -2000- focos, algunos son de pequeños diámetros y otros de varios metros y kilómetros también.”

La realidad es que además del desempeño de cada grupo que combate la llamas, que está integrado de entre 6 y 8 brigadistas, y que solo pueden estar desde las 8 am hasta las 16 pm en las islas, entendiendo que luego el sistema de transporte aéreo se suspende hasta la jornada siguiente, dependen de las inclemencias del clima, los vientos, la humedad y todo lo que varía día tras día.

El Jefe fue claro y si bien comentó que esperaban “ayuda” por parte de las precipitaciones para el día de la fecha, las mismas no habían llegado hasta el momento de publicación de este artículo por lo que sus esperanzas mutaron para el miércoles. A modo de dato ponderó que cada viaje de helicóptero tarda entre 20 y 25 minutos desde tierra firme hasta las islas, y la cantidad de brigadistas es proporcional a la capacidad del mismo. 

En total “están trabajando unos 45 brigadistas” más la mesa de comando y todos aquellos actores que son necesarios en ciertas circunstancias. Por ahora, el fuego sigue y son pocas las definiciones que se manejan en relación a la causa del mismo, mientras tanto, en muchas localidades al igual que en Rosario, el olor y la molestia del humo es verdaderamente insoportable.