El nadador Federico Grabich analizó al aire de Radio Casilda su paso por los Juegos Panamericanos de Lima 2019 donde pudo obtener dos medallas de bronce, las cuales fueron sumadas a través de las postas grupales en las que estuvo presente.

En diálogo con el programa Una Buena Tarde explicó: "No llegué bien físicamente a partir de unos dolores en la cintura, de todas maneras seguí entrenando aunque sabia que no iba a llegar muy bien en mis pruebas individuales". Además, agregó que la idea era apostar a los relevos, "que fue lo que pasó".

El deportista que ya lleva consigo tres panamericanos con podio, indicó que en esta oportunidad lo vivió de una manera muy diferente a las otras. "Lo pude disfrutar muchísimo mas que los anteriores por no tener esa presión de que a menos que se de un milagro, ninguna marca para los juegos se iba a dar por el estado que traía".

A su vez, señaló que "a pesar de que tenia muchas ganas, lograr marcas  para los Olímpicos requiere de mucho trabajo". Lo cierto es que según su testimonio, la alegría se sintió a nivel grupo. "Estoy muy contento porque el equipo pudo sumar una cosecha de medallas histórica para nuestro país".

Lo que queda del año Grabich seguirá entrenando en el país apostando a que sus dolores de cintura desaparezcan y así volver a entrenar con suma normalidad. "Para los juegos de Tokio resta buscar la marca, tengo el Campeonato Nacional en diciembre y el Sudamericano en abril del año que viene, que van a ser los dos más fuertes, es donde apunto a obtener la marca".