Se suman las denuncias, en los últimos días, respecto de un hombre que aborda y manosea mujeres en las calles de Casilda. En diálogo con Radio Casilda, la fiscal Marianela Luna admitió que preocupa la situación.

La fiscal contó que hay un total de cinco denuncias de víctimas de este hombre, cuya edad está estimada en 30 años. El atacante actúa en las zonas de Cuatro Plazas, Fray Luis Beltrán y Maipú, calle Remedios de Escalada, en cercanías del Complejo Cultural municipal, y calle Sargento Cabral. Algunos episodios se registraron durante el día, otros por la noche.

El último hecho ocurrió en las Cuatro Plazas, donde manoseó a una mujer que a primera ahora de la mañana caminaba por el lugar. “Un hombre acudió a ayudarla y el atacante salió corriendo. Cuando llegó la policía y dialogó con la víctima le comunicaron que ya había otros casos”, contó Luna.

Según agregó la fiscal, en tres de los ataques el hombre arribó en moto y en los otros dos lo hizo caminando. En el relato de las víctimas hay coincidencias respecto de la fisonomía del atacante, al que describen como una persona robusta de unos 30 años. 

Fiscalía busca, por estas horas, imágenes de cámaras de seguridad de la zona, principalmente de inmuebles privados. En los próximos días esperan tener novedades.

Otros casos en investigación

Luna contó que también investigan una “tentativa de abuso sexual en el ámbito intrafamiliar”, ocurrido el fin de semana en Casilda. El presunto abusador, un hombre mayor de edad domiciliado en la ciudad, “se presentó en el domicilio de su sobrina, menor de edad, e intentó que le practique sexo oral”.

Esta persona fue demorada por la policía y el martes de esta semana se llevó a cabo una audiencia imputativa, mientras que este miércoles hubo otra audiencia multi propósito donde se le pidió al juez que se le dicte la prohibición de acercamiento con la víctima.

Por otra parte, debido a denuncias de vecinos de San José de la Esquinas, Arteaga, Arequito, Chabás, quienes fueron víctimas de hechos de inseguridad, “se dispusieron medidas y se está trabajando conjuntamente las distintas causas”, explicó la fiscal.

En tercer lugar, cabe destacar que la Cámara de Apelaciones de Rosario confirmó la pena de un año de prisión para los policías coimeros de Chabás, que en mayo había determinado el juez Carlos Pareto de Casilda por un delito cometido en 2014 por Norberto César R. y Gonzalo Rodrigo R. (comisario y empleado policial respectivamente). Además del tiempo tras las rejas, estarán inhabilitados dos años para ejercer cargos públicos.

Luna explicó detalles de ese delito y resaltó lo fallado por Apelaciones, que destacó que si bien no hubo testigos presenciales de lo ocurrido “todo lo que rodeó a la prueba iniciaría fue contundente y suficiente” para confirmar la pena.