El otoño no termina de instalarse definitivamente. Los más de 32 grados que imperaron el miércoles por la tarde distan demasiado de una situación normal para mediados de abril. De todas formas, hoy habrá un panorama diferente. La máxima apenas podría alcanzar los 20 grados y rigen alertas por posibilidad de lluvias intensas.

El Servicio Meteorológico Nacional estima que, en Casilda, la mañana está muy fresca y la tarde podría templar el ambiente. No hay que descartar precipitaciones en las localidades de la zona, aunque el viento sur hará que las nubes sean desplazadas lentamente.

Según proyectó Oscar Monjelat, miembro del grupo Caza Tormentas del Sur, las tormentas se desarrollarían en "áreas muy localizadas", lo cual provocaría intensa actividad eléctrica. El ambiente se mantendrá frío por las mañanas, fresco hacia el mediodía y templado en las tardes. Esta tendencias se acentuaría hasta el próximo domingo 15 de abril. Posteriormente, no habría que destacar una nueva suba de la temperaturas.

El pronóstico para jueves, viernes y sábado.
El pronóstico para jueves, viernes y sábado.