La penas económicas que se ven a diario en nuestro país, alcanzan a nuestra región. No hace falta descubrir pequeños poblamos de los sitios más humildes del norte ni tampoco conocer la realidad de los márgenes del conurbano bonaerense. En Casilda también pasa.

Los alumnos que conforman el Centro de Estudiantes de la Escuela Técnica elevaron la inquietud a sus profesores. Les contaron que hay compañeros suyos que sufren de hambre. En sus casas no realizan las cuatro comidas diarias y por ende, necesitan ayuda.

Tras el encuentro con las autoridades decidieron hacer pública la compleja actualidad y promocionar una colecta de alimentos. Tanto a la mañana como a la tarde, en la Secretaría de la Escuela ubicada en Brigadier López 2435 se recepcionarán los alimentos no perecederos que donen los casilenses.

Los alumnos de la EET 283 ya han sufrido carencias en el invierno. A varios les hacían falta abrigos y los consiguieron bajo el mismo método de las colectas. Ahora, algunos de ellos comenzar a faltar a causa de no estar debidamente alimentados. De los 350 alumnos, el 30% está en una situación desesperante según lo manifestó en Radio Casilda el director del establecimiento, Diego Mora.