Este miércoles desde las 11 de la mañana, los delegados gremiales que conforman la Intersindical Casilda marcharán hasta la Municipalidad acompañados de trabajadores y jubilados que se ven afectados por las reformas laborales y previsionales impulsadas por el gobierno nacional.

Desde 25 de Mayo y Buenos Aires, los manifestantes caminarán por la arteria principal de la ciudad para desembocar en el Palacio Municipal en donde los oradores tomarán la palabra hacia la comunidad y luego le cederán un documento a Juan José Sarasola.

La carta tomará al Intendente como intermediario en referencia al pedido realizado a los legisladores santafesinos que deben votar como representantes en la Nación. En la misma, los delegados expresan su profundo rechazo a las medidas de ajuste propuestas por el gobierno nacional.

La medida se une con el paro de ATE y SIPRUS, por lo cual en el hospital funcionarán sólo las guardias mínimas y un puñado de profesionales médicos que no adhieren a la medida. Los Municipales no van a parar pero se suman desde las 11 a la marcha.