La noche en la ciudad de Casilda y el presente lleno de incertidumbres para los jóvenes que desean salir a divertirse llegó al Concejo Deliberante hace ya un tiempo. Fue uno de los temas más recurrente del 2019 y parece estar en la agenda de los ediles locales.

En diálogo con Radio Casilda, Pablo Zanetti, presidente del Concejo Deliberante de Casilda, explicó: "Actualmente rige una Ordenanza que reglamentas lo que en ese momento, hace unos diez años, eran las principales categorías de locales nocturnos, evidentemente no quedó del todo actualizada". 

La frecuencia con la que se realizan peñas de secundarias o fiestas privadas, hacen que la reglamentación mute y se modifique, algo que está entre las ideas de los concejales. "Tenemos un marco normativo con necesidad de actualizarse pero bastante completo", indicó.

La ley que respalda el accionar de los boliches y los regula, "trata también los lugares donde se pueden instalar nuevos boliches bailables". En su comentario, Zanetti señaló a dos barrios de la ciudad con posibilidad de albergar en su momento, locales con este fin: Yapeyú y Nueva Roma.

En tanto que esto depende de la densidad poblacional con la que cuente el sector urbano de la ciudad, y a partir de allí, determinar sitios donde a largo plazo, se pueda invertir para que los adolescentes de la ciudad y la región tengan un lugar, pero también los empresarios la seguridad de una Ordenanza que los abale.

El referente del recinto apuntó a un plan estratégico a 2030. "La ciudad que se proyecte a mediano y largo plazo, para ser sostenible tiene que eliminar los roces y los conflictos entre los actores, en este caso entre vecinos y empresarios".

Este viernes habrá un encuentro entre personal del ejecutivo municipal para seguir tratando este tema y apuntar a prontas soluciones. "Hay que bajar las revoluciones de esta discusión y canalizarla en una solución definitiva", concluyó.