La sesión extraordinaria trunca del último lunes, marcó un punto de inflexión en la vida política de la ciudad. La falta de quórum dada por la ausencia de los concejales del justicialismo, en la jornada en que debía tratarse en comisión y votarse el aumento proyectado por el Ejecutivo a la tasa municipal. Las voces al respecto siguen encendidas, y quien tomó la palabra recientemente fue el secretario de Gobierno, Pablo Tomat, que dialogó con Radio Casilda en la mañana del miércoles.

Tomat opinó sobre la situación y dijo: “Respeto a los tres concejales que se ausentaron. Fue algo que quedó en la historia de la ciudad. En los diez años que integré el Concejo no lo viví, ni recuerdo que anteriormente se haya dado la figura de falta de quórum en Casilda”. Según el integrante del gabinete de la intendencia, los ediles deben asistir a dar su propuesta y manejar su postura sobre el tema, aunque esta sea contraria.

Sobre los pasos a seguir, el titular de la Secretaría de Gobierno, manifestó que se mantendrán reuniones con el intendente Juan José Sarasola para volver a convocar a sesión extraordinaria. Además, aseguró que la suba de la tasa configura una necesidad en función de la inflación que afecta a los costos de los servicios que presta el Municipio. También que la factura tendría un precio de 55 pesos mayor a la actual, y que el ajuste, que oscila entre el 22 y 30%, obedece a una recategorización de los vecinos, por ejemplo, modificando a los que vivían en calles de 
tierra que fueron pavimentadas.

Al mismo tiempo, Pablo Tomat se refirió a la charla que sostuvo junto al secretario de Hacienda, Juan Pablo Massetani, e integrantes de la Multisectorial Contra El Tarifazo. Del diálogo,  comentó que hubo una discusión por los porcentajes y una solicitud de mejora en la calidad de los servicios públicos, que en la actualidad no generan conformidad a los casildenses.