Más allá de la buena noticia que recibieron los empleados por parte del municipio, el contexto económico nacional los mantiene un estado de incertidumbre. En tanto que en Chabás, hay promesa de pago de una parte de los haberes entre jueves y viernes. Dicha comuna sigue siendo la más complicada en el cumplimiento de los sueldos.

"Por nuestro lado, la Municipalidad comunicó oficialmente el viernes se va a abonar la totalidad de los sueldos de agosto", aseguró Walter Britos, del Gremio de Municipales, a Radio Casilda. De todas maneras, el mismo sindicalista describió la situación que atraviesan los trabajados como "cualquier casa de familia que vive el día a día". Si bien este mes se va a completar el depósito de los habares en tiempo y forma, nada garantiza lo que sucederá dentro de 30 días.

Al mismo tiempo, Britos aprovechó par recordar que los empleados chabasenses sigue en estado de alerta y volverían a atravesar por una situación similar a la del mes pasado. Con un desdoblamiento del pago. La primera parta llegaría a finales de esta semana. Dentro del departamento, la Comuna que preside Lucas Lesgart es la única que, de momento, manifestó dificultades para abonar los sueldos.

La caída de las recaudaciones y el recorte de la coparticipación sigue atentando contras las arcas comunales y municipales, en un problema que se extiende por toda la bota. Festram ha mantenido encuentros conn algunos jefes locales para buscar medidas paliativas. Pero en otro contexto están quienes cuestionan la continuidad de cláusula gatillo. "Lo que complica es el contexto económico, no la cláusula gatillo. No es la solución congelar los sueldos. Además existe una acta paritaria firmada con el compromiso de mantenerla por lo menos hasta diciembre", sentenció Britos.