Un día más, un rato entre amigos preadolescentes. Desde un hecho cotidiano, comenzó una terminó en un momento tenso, que dejó marcas en la piel y también en la historia de un chico de 14 años.

Sus padres se decidieron a contar lo que vivió hace unos días. Estaba en la casa de una amiga tomando mates con otros compañeros hasta que el padre de la chica regresó a su casa. Según relataron en Radio Casilda, no estaba en sus cabales y reaccionó de forma violenta contra el menor de edad.

"Estaban preparando el mate entre los compañeros. Algunos chicos fueron a comprar masitas y el nene mío se quedó con la hija de este sujeto. Llegó el papá alcoholizado y lo agarró a golpes a mi hijo. La nena se asustó, porque le tiene miedo y corrió y cuando este sujeto lo quiso llevar a mi hijo a su pieza, el nene se alcanzó a escapar", contó Gisela, mamá de la víctima.

Según sus palabras, Brian escuchó que el hombre le decía que lo iba a matar. Apenas pudo zafarse, junto a sus compañeros llamaron a Gisela y su marido lo buscó para luego hacer la denuncia en la comisaría donde no había doctores que constaten las lesiones. Decidieron hacer revisar a Brian con médicos en el Sanatorio Primordial y regresar a la comisaría en donde tras varias idas y vueltas, un día más tarde al fin le tomaron la denuncia. Hoy por hoy, Brian sigue asustado, ya que no el hombre que lo atacó ronda en su barrio y se siente amenazado.