Los delegados de los trabajadores de los peajes del sur de Santa Fe mantuvieron una reunión con referentes de Vialidad Nacional. Representantes de Su.Tra.Co.Vi en Casilda, Venado Tuerto y la Ruta 11, mantuvieron un encuentro en torno a la amenaza sostenida que recae sobre los obreros que cada día trabajan en los caminos de la zona.

La administración de Macri está fomentando la participación pública/privada y abrió un proceso licitatorio para aquellas empresas que quieran hacerse cargo de los peajes. La última instancia de la apertura de sobres será el próximo martes, por lo cual, previo a ello, los representantes de los trabajadores querían conocer la forma de implementación de la concesión futura.

Néstor Farías, delegado local, contó detalles del diálogo en Radio Casilda. "Lo que sacamos en concreto es que el peaje va a estar hasta el 30 de junio. Es de palabra, no hay nada firmado. Hay que confiar que de acá en más estarán abiertos al diálogo. Tenemos ese tiempo para saber cual es la empresa que va a tomar ese corredor", dijo Farías.

El representante de quienes están en las cabinas ubicadas en el límite entre Casilda y Pujato admitió que hay preocupación en los trabajadores ya que en viven de supuestos y promesas realizadas de palabra. El principal punto es que si bien se garantiza la continuidad laboral, nadie les afirma dónde y cómo. Lo que se supone es que las tareas serán en obras para los cuáles cada trabajador deberá ser capacitado en diferentes cursos.