Armani, Armani y Armani. Todos hablan del arquero casildense. Hinchas y periodistas le piden al coterráneo Jorge Sampaoli que lo cite a la selección y sus atajadas se repiten todo el tiempo en los canales deportivos porque sostienen el andar del River de Gallardo. Ante tanta presión mediática, Armani vino unas horas a volver ser el Chili en su Casilda natal.

Como hizo hace un par de semanas, cuando regresó a sus calles para ver jugar a su hermano Leandro, durante lunes y martes aprovechó los días libres de entrenamientos que tuvo en River y pasó a visitar a su familia que sigue asentada en Nueva Roma.

Los que estuvieron de para bienes fueron los hinchas de River quienes aprovecharon para darse una vuelta por el barrio y se sacaron una foto con el hombre del momento. Franco los atendió a todos los que se acercaron y cada uno se llevó una foto y una firma. Orgullosos, los riverplatenses de la ciudad, registraron el momento y lo compartieron en redes sociales.