La doctora Alicia Oriato habló sobre la situación actual del paso de la pandemia por Covid-19 en la ciudad de Casilda y aportó su experimentado análisis respecto al comportamiento de los pacientes que por algún motivo deben ser tratados por positivos o "en estudio" de esta patología.

Al ser consultada al aire de Radio Casilda sobre las problemáticas con las que se encuentran desde el equipo de salud, aseveró que hay pacientes que ocultan información, ya sea contactos que han tenido o síntomas. "Es la gran dificultad que tenemos, no todos, hemos tenido gente que ha colaborado muchísimo, incluso que hicieron la lista -con los contactos, y nos la han pasado. La gente castiga con este diagnóstico."

Y sumó: "Cuantos más datos se den uno puede trabajar mejor y prevenir muchas más cosas, la estigmatización de la cual te hablo ha generado que vecinos fueran amenazados, o gente que no quiere perder el trabajo o es asintomática y va a trabajar porque creen que si faltan los van a sancionar".

Es por eso que se habla de "entorpecimiento" del proceso. "No se puede sancionar, no hay ley de esto. Por más que sea una enfermedad de transmisión a terceros y hay una responsabilidad es ética y moral, uno no puede encerrar a una persona ni obligarla a dar datos", indicó Oriato.

Fases de dos semanas

Oriato aclaró en qué momento podría verse una merma en la cantidad de nuevos casos positivos de coronairus. "Volviendo a fase uno es donde no hay circulación, es decir que al no haber transitabilidad uno tendría que estar viendo una desaceleración de la curva de acá a dos semanas, por eso las fases son de dos semanas", detalló. 

De todas maneras, aclaró que al haber tantos casos "en estudio" -más de 200 al día de la fecha-, es más que probable que durante estas jornadas los números sigan en alza. Casilda desde que se inició la pandemia registró 102 casos positivos de coronavirus.