Se viene un cambio brusco en las temperaturas mínimas y es mejor estar preparado. Durante las jornadas de este miércoles y jueves se sentirá un descenso marcado, con baja sensación térmica y aumento de la humedad. De todas maneras, no será hasta mañana por la noche y madrugada del viernes en donde la región se vea envuelta en un pulso helado.

Según hizo saber Oscar Monjelat, del Grupo Cazatormentas del Sur, el viento será fuerte del sector sur a partir del jueves, con algunas ráfagas por sobre los 60 kilómetros por hora. "Ese soplo será el aviso de la llegada de la ola polar", advirtió el especialista. Pudieron vaticinar que en la zonas rurales el termómetro caerá hasta laso -5° de temperatura. Las heladas serán generalizadas desde el viernes, y por lo menos, hasta el domingo.

Con respecto a lo que puede suceder hoy, la máxima está pronosticada en 15 grados, con algunas tormentas aisladas en el horizontes y bastante humedad. Los abrigos deben estar a la mano, porque si bien puede parecer exagerados, mejor estar preparados para lo que viene.

Tampoco hay que olvidarse que estamos en medio de un situación sanitaria difícil y mientras más podemos cuidarnos por nuestra cuenta, más alivio para los sistemas de salud.

Fuente: Proyecto SAT
Fuente: Proyecto SAT