El barrio de la tercera edad se formó a partir de una iniciativa municipal que destinó una serie de casas a personas mayores que no tenían un hogar propio. En Nueva Roma, más precisamente al 4200 de Fray Luis Beltrán, viven los abuelos a los cuáles los invade la preocupación. Perciben que la zona está cada vez más insegura y, para colmo de males, falta luz. Radio Casilda le puso voz al reclamos y los funcionarios se movieron para, al menos, dotar de algunos focos al barrio.  

"Hace más de un año que pedimos iluminación y no nos dan bolilla. Hay que podar un árbol y que la EPE venga a colocar la luz. Acá en el barrio somos todas personas mayores, y tenemos que vivir encerrados, con miedo", reconoció una de las vecinas que dijo que cada vez que sienten un ruido tienen "el corazón en la mano".

 
"La policía pasa muy de vez en cuando. Nosotros escuchamos tiros todas las noches. La policía comunitaria estaba y la sacaron. A las seis de la tarde, cierro todo con candado, porque tengo miedo", dijo otra de las ancianas que viven en Nueva Roma.
 
El barrio de la Tercera Edad.
El barrio de la Tercera Edad.

Una vez escuchados los duros testimonios, Griselda Lescano, la presidenta de la Vecinal Nueva Roma, hizo las gestiones correspondientes y se comunicó con Antonio Lucci. El Director de Obras y Servicios Públicos Urbanos le aseguró que tomarán cartas en el asunto y van a instalar nueva iluminación. "Hace tiempo que habían solicitado lo mismo. Nosotros siempre vamos a cercando las necesidades. En algunas partes se torna muy oscuro el sector. Hay luminarias que las terminan de colocar y en la misma noche, la rompen de un gomerazo. Además, la inseguridad está en todos lados", remarcó la titular de la Vecinal Nueva Roma en Radio Casilda. El compromiso está asumido, ahora los abuelos aguardan la concreción de las instalaciones.