En medio de la polémica que se generó por la respuesta negativa de la Real Academia Española a incorporar términos como todes, egresades o diputades, es bueno conocer la opinión de un experto. El profesor Esteban Giménez prestó su voz e intelecto, aclarando como debería funcionar un proceso de cambio que no desacredita, pero que lo considera muy repentino.

El autor de Curiosidades, sorpresas y rarezas idiomáticas, charló con Radio Casilda y remarcó: "El método no me parece el indicado, estamos alterando estructuras lingüísticas que tienen siglos". En ese punto se detuvo y añadió que si bien la lengua tienden a cambiar, le parece que deber hacerse de forma paulatina. "La inclusión es un proceso que comienza en casa y se perfecciona en centro educativos", amplió su testimonio.

El profe Giménez se metió en la polémica por el lenguaje inclusivo.
El profe Giménez se metió en la polémica por el lenguaje inclusivo.

En resumidas cuentas, Giménez avaló a la RAE y concordó en el hecho de que se está confundiendo gramática con machismo. "No hay razón para pensar que se excluye al género femenino, porque cuando se utiliza la palabra Todos no se piensa de manera consciente en dejar aislada a la una parte de la sociedad", insistió. Yendo más lejos, recalcó avances en la apertura que tuvo la Academia al aceptar términos en cargos políticos que antes era dominio exclusivo de varones: diputada, senadora, concejala, presidenta.

"Lo ideal sería que el grupo que promueve este cambio se instruya con especialistas que compartan su misma inquietud", pidió el profesor. Según su parecer hay cuestiones a pulir, como por ejemplo como se transformaría el vocablo Integrante. Más allá de eso sabe que hay colegas docentes que aceptan y hasta utilizan el lenguaje inclusivo, aunque no lo aplican a la hora de redactar discursos que requieren de una formalidad.