En las últimas horas de esta semana trascendió que un empleado del Hospital San Carlos está siendo investigado por ser parte responsable de una falsificación de un certificado laboral. La persona en cuestión utilizó el sello de otro profesional y facilitó un documento a un ciudadano para pedir una licencia trucha en su trabajo. 

El hecho ocurrió hace un par de meses, pero todavía no hay una resolución. De hecho, el acusado sigue desempeñando sus laborales de forma normal. Las autoridades de la entidad tomaron conocimiento del caso por una interpelación del municipio. "Encontramos irregularidad, porque notamos que la cantidad de días de reposo que le daba al paciente no eran acordes. Hicimos un sumario interno y elevamos todo el material a la parte de legales del Ministerio de Salud de la Provincia", detalló Martín Gasol, director del nosocomio.

A raíz de este suceso se desataron sospechosas entorno a otras posible situaciones similares, aunque el mismo Gasol desestimó que haya antecedentes. Aseguró que se trató de "un caso aislado" y que la persona que se equivocó, tomó consciencia de la gravedad del asunto.

Lo no que se detalló es que si existe un vínculo formal entre quien emitió el certificado y la persona que lo presentó en el municipio. Sea como sea, el empleado que está siendo observado se somete a una sanción que va desde una suspensión temporal hasta el desplazamiento definitivo de sus tareas en el Hospital San Carlos.