Este lunes por la noche se llevó a cabo la reunión por el tarifazo eléctrico, de la que participaron autoridades locales, provinciales, representantes de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) y vecinos.

Luego del encuentro, algunos de los participantes dejaron sus impresiones en Radio Casilda, y coincidieron en la necesidad de una decisión política de dar marcha atrás al notable incremento en el valor de las tarifas.

La diputada provincial Mercedes Meier dijo que fue una reunión “muy técnica, y lo que decíamos junto a los vecinos es que la discusión tiene que ser más política”. La legisladora del Frente Social y Popular marcó su crítica porque “lo primero que se hace es trasladar el aumento al usuario. Creemos que los fondos se pueden sacar de otro lugar”.

El concejal Pablo Zanetti (Frente Progresista) señaló que el encuentro permitió “un permanente ida y vuelta con los usuarios” y dijo que seguirán “insistiendo al gobierno nacional para que revise la decisión de la quita de subsidios”.

El edil Hugo Racca (Frente Progresista) explicó: “La quita de subsidios a las tarifas por parte del gobierno nacional es lo que hizo que la EPE transfiera los costos a los vecinos”.

Si bien no estuvo en la reunión, la secretaria de Estado de Energía de Santa Fe, Verónica Geese, también dialogó con la emisora. Explicó que el tarifazo eléctrico es consecuencia “del aumento en el principal insumo de la empresa”, lo que demanda “mucho dinero que el Estado santafesino no dispone”.

Al mismo tiempo, explicó que para quienes no pueden pagar, “la EPE tiene planes vigentes que se adaptan al usuario. Por eso deben acercarse a las oficinas de la empresa”.