Desde el Municipio invitaron a todos los ciudadanos de Casilda a una gran mesa de debate. El objetivo es elaborar un plan estratégico integral que marque parámetros para una localidad más ordenada en el 2030. Incluso se piensa en plasmarlo en una ordenanza.

En conferencia de prensa, las autoridades locales, comentaron que decidieron darle luz verde a esta singular idea justamente antes del proceso electoral porque notan que existen propuestas desde varios sectores. Sarasola y compañía entienden que la ciudad creció a buen ritmo pero sin una estrategia clara.

El plan de desarrollo debe ser imaginado de manera abarcativa, no únicamente desde el plano urbano. Algunos de los puntos a tener en cuenta son: la educación, la cultural y la producción. En una primera etapa se va a dividir el proyecto pro áreas y cada una avanzará en las discusiones que considere relevantes. Luego del diagnóstico, se procederá a concretar las ideas que surjan.

“Queremos que esto no quede solamente en un papel archivado. Todo lo que se dedica va a ser transferido a una ordenanza que regulará el accionar de la ciudad hacia el futuro”, soslayó el Intendente. Más allá de la bandera política, lo que quieren es dejar una iniciativa que pueda tener continuidad.

Hace unos años atrás hubo un plan estratégico que llevó adelante una consultora privada. El mismo había sido regulado por el Gobierno Provincial y será un antecedente a contemplar.