La lluvia se vino con todo. Luego de varias semanas de sequía y escasa precipitación, el cielo se tornó amenazante y parece que se quedará así por algunas horas más. Los pronósticos no son demasiado alentadores, puesto que la humedad permanecerá en la gran mayoría de las jornadas venideras.

Sin ir más lejos, pare este domingo se anuncian posibilidades de tormentas -algunas intensas- luego del mediodía. De todas maneras, el frío ya no será tan intenso como el viernes y sábado. Esta tarde, la máxima podría rondar los 26 grados.

Para quienes quieren volver a ver el sol, habrá que seguir esperando. Podría asomarse tibiamente hoy, aunque existen más chances de que eso suceda en el arranque de la nueva semana. Igualmente no hay que hacerse demasiadas ilusiones, porque el pronóstico extendido indica que entre martes y miércoles la situación volverá a desmejorar.

Servicio Meteorológico Nacional.
Servicio Meteorológico Nacional.