La caída ante Newell's del último miércoles no fue fácil de digerir para Alumni. Fue en el Planchado Marcuzzi, después de ir al frente durante casi todo el trámite y ante un conjunto que no había conseguido éxitos. Sin embargo, hay revancha pronto ya que este viernes, el Alazán vuelve a tener acción.
 
Desde las 21.30 en su gimnasio, recibe a Náutico Sportivo Avellaneda. La buena para el equipo de Arcari es que suma un necesario recambio. Ya está habilitado para volver a jugar Andrés Arán, lo cual implica recuperar a un hombre valioso porque lo que aporta bajo el tablero y por el aire que le genera al resto.
 
El compromiso ante Náutico implica que sus mejores hombres, sigan acumulando minutos en juegos casi consecutivos. Javier Bulfoni, Diego Cogliatti y Julián Muia. Cuando los tres más experimentados están en cancha hay calidad garantizada, pero también se desgastan. 
 
En el banco rival estará un viejo conocido. Gustavo Móndolo conduce los destinos del club del barrio Lisandro de la Torre. Quien fuera subcampeón de la Rosarina en Barracas, también es el papá de Agustín, uno de los bases alazanes.