El arribo de Marcelo Albornoz a la Unidad Regional IV ha despertado el interés no sólo de los casildenses. El resto de las dependencias también tienen inquietudes, como es el caso de Chabás. Un grupo de vecinos estuvo en la Jefatura el pasado viernes para trasladar sus mayores preocupaciones en materia de inseguridad. La comitiva estuvo encabezada por el jefe comunal, Lucas Lesgart.

En el encuentro se manifestó la necesidad de incorporar más personal en las calles de pueblo y se solicitó la colocación de cámaras de seguridad. Dado que las que están instaladas actualmente no parecen ser suficientes. De hecho, el mismo mandamás chabasense entregó un petitorio dirigido al ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro.

Según los mismo protagonistas, la localidad se ha visto envuelta en situaciones que antes no acontecían, como lo son: olas de hurtos y robos, entraderas y faltantes de objetos de valor. Al mismo tiempo, la violencia se ve reflejada en lugares públicos donde, cada vez con mayor frecuencia, se ven destrozos y desmanes.

En la reunión estuvieron presentes, vecinos de Chabás, autoridades policiales provinciales, el Comisario local, Rafael Barrios, y el mencionado Lucas Lesgart, Presidente Comunal.