Bigand vivió un fin de semana largo de festejos con la Gran Kermesse, que comenzó el viernes y culminó el lunes, debido a que, por el mal tiempo, las actividades del sábado bebieron reprogramarse.

La fiesta del pueblo comenzó el viernes con mucha música en vivo y un tributo a Los Palmeras.

El mal tiempo no permitió desarrollar las actividades del sábado y en consecuencia directamente se pasaron al domingo, día en que la plaza se llenó de color con los stands de distintos emprendedores y artesanos.

También hubo talleres, juegos infantiles, radio en vivo, exposición de autos antiguos, exhibiciones, muestras, y caído el sol comenzó la Noche de Colectividades con gastronomía típica. Argentina, Uruguay, España, Ucrania, México, Estados Unidos, Italia, Brasil y Alemania fueron los países representados.

A partir de allí se dio apertura al escenario instalado frente a la plaza, por donde pasaron academias de danzas, una murga, las postulantes a reina de la Kermesse, y el gran cierre estuvo a cargo del músico jujeño Bruno Arias.

Alrededor de 60 artesanos y 1500 personas fueron las que participaron de la jornada de domingo.

Los festejos de la gran fiesta biganense culminaron el lunes feriado con más actividades en pleno centro del pueblo.

Desde las tres de la tarde se pudo disfrutar de los artesanos y artesanos en Plaza San Martín, y a partir de las 20 se desarrolló la Feria de Colectividades y el escenario volvió a llenarse de música con la actuación de Franco Zallio y de la agrupación rosarina Zapateá Lechuza.

Un fin de semana largo pleno de actividades gratuitas tuvo Bigand con su Gran Kermesse, que contó con visitantes de toda la región.