El cuartel de Bomberos Voluntarios de San José de la Esquina recibió un llamado este jueves por la noche donde solicitaban ayuda para una vecina descompuesta. Al llegar al cuartel, le confiaron que los necesitaban para asistir a un parto, algo para lo que se encuentran capacitados, al menos con los recursos primarios.

Así lo explicó Alejandro Pitetti, uno de los integrantes y oficial del cuartel en diálogo con Radio Casilda. "Fue de anoche después de cena, entre las 21.30 y 22 horas. La llamada entra normal como una persona descompuesta y al llegar al cuartel nos dan la grata noticia de que era una trabajo de parto", relata el entrevistado.

"El trabajo de parto fue espontáneo, rompió bolsa y tuvo el bebé. El papá lo recibió y se lo puso en brazos a la mamá, estaban sobre la cama, como los encontramos nosotros y en perfectas condiciones", sumó. Ante la alegría de la familia, aún el proceso no estaba terminado.

Pitetti, contó: "La mamá no había despedido la placenta, así que se optó por no cortar el cordón, ya que estábamos a cinco cuadras del hospital, estaba todo muy cerca y los médicos nos estaban esperando. Por eso, abrigamos bien al bebé, inmovilizamos a la mamá y en la unidad la trasladamos. Ya nos estaban esperando para las tareas pertinentes", cerró.

"No hubo ningún tipo de complicaciones y esto facilitó muchísimo las cosas para nosotros, porque si bien uno se prepara, nunca habíamos asistido a un parto. Fue una inmensa alegría y una descompresión tremenda", señaló el encargado de la salida.

A su vez agregó que la mamá de Óliver, el nuevo sanjosesino, les comentó que el día anterior -por el miércoles-, había asistido al médico porque estaba al menos, a diez días de dar a luz. "No quiso esperar, quería nacer acá", dijo entre risas Pitetti.

Para cerrar y con un relato muy emotivo, confió: "En lo personal con 26 años de servicio, fue algo increíble, fue el mejor regalo que me podían haber hecho como bombero. Si bien uno se prepara, nunca pensé ni me imaginé asistir. Estamos preparados para cosas desagradables, esto fue algo que me llenó en mi carrera, me completó y maravilló".

Las últimas imágenes que compartió en Facebook, Griselda, la abuela de Óliver, muestran a la familia en la ciudad de Casilda, teniendo en cuenta que no hay salas de Neo en San José de la Esquina, y todos en muy buen estado de salud.