Todo hacía suponer que a partir de este mediodía se llevaría adelante el primer almuerzo del año para los adultos mayores pertenecientes al Club de los Abuelos. Pero más allá de la intervención de referentes políticos locales para remendar una cuestión burocrática, todavía falta higienizar un lugar que no está condiciones por la falta de actividad en los últimos meses.

Los tablones esperan hasta el lunes.
Los tablones esperan hasta el lunes.

Desde la comisión de la asociación pusieron un manto de prudencia y aseguraron que se van tomar estas horas para terminar de reordenar el itinerario. Por lo pronto, el Banco Nación reabrió la cuenta para los fondos lleguen sin ningún impedimento. Solucionado el problema de las provisiones, ahora resta limpiar y desinfectar. La vuelta de los almuerzos se hará efectiva el lunes.

El personal a cargo de la cocina advirtió que las tareas no podrían reanudarse inmediatamente debido a la suciedad que se acumuló en estos meses. Vale recordar que el comedor, ubicado en la vecinal de barrio Alberdi, está parado desde finales del 2017.

Mientras se aguarda por ese momento, la comisión pidió a los jubilados beneficiados -o a sus allegados- que se acerquen hasta la instalaciones del mencionado recinto para dejar sentado sus datos. Además, deberán detallar si se harán presentes en el comedor o si es necesario enviarles una vianda a sus correspondientes domicilios.