El 29 de junio es una fecha esperada por la comunidad religiosa de la ciudad. Es que ese día, en Casilda se celebran las fiestas de San Pedro, patrono de la localidad. En la previa a las festividades de este 2017 se desarrollarán una serie de actividades para llegar a punto al jueves de la próxima semana.

Este miércoles, a las 19, en la Iglesia San Pedro tendrá lugar la Santa Misa por los fieles difuntos. Este jueves, en tanto, se celebrará la Santa Misa por la comunidad, el viernes la de la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús y el sábado se rezará por los niños y las familias.
 
El domingo habrá una Santa Misa por los jóvenes y las vocaciones. Una vez finalizada, tendrá lugar un concierto de cuerdas en honor a nuestro Santo Patrono, a cargo del Dúo D´ Agostino- Maggio. Las acciones continuarán el lunes 26 con la Santa Misa por los enfermos, el martes con la oración por los trabajadores, los que aún no han logrado un trabajo digno y los desocupados y el miércoles a las 8 y a las 19 se pedirá por la paz del mundo y la unidad de la Iglesia.

Ya desde las 20.30, se impondrá el clima festivo en la denominada Gala de San Pedro, que se trasladará al Teatro Dante. En el escenario se hará efectiva la representación de la vida del Santo Patrono  a cargo de los niños de la catequesis. Para presenciar los números artísticos hay que llevar un alimento no perecedero.
 
El jueves 29 a la medianoche habrá un repique de campanas anunciando el día del Santo Patrono y luego de la misa, las muestras y el chocolate para los ciudadanos, a las 17.30 comenzará la procesión desde el Templo con las Imágenes de San Pedro y el Sagrado Corazón de Jesús por las calles casildenses. Finalizada la Santa Eucaristía, se realizará un homenaje al fundador de Casilda, don Carlos Casado del Alisal, en el 118º aniversario de su fallecimiento.

El cura párroco Adolfo Segovia brindó su palabra a Radio Casilda en torno al Santo Patrono local. "San Pedro es un santo que dejó muchas huellas en la Biblia, incluso de sus defectos. Es un aliento para saber que con nuestra debilidades, límites y pobrezas podemos seguir a Jesús, impactarnos y anunciar con alegría la salvación", reflexionó.