La Selección Argentina de natación compitió el último fin de semana en el Arena Pro Swim Series en Santa Clara, Estados Unidos. Allí estuvo Federico Grabich que sigue con la mira enfocada en el próximo Campeonato Mundial de Budapest, Hungría, que se llevará acabo del 14 al 30 de julio.

Fede ratificó que se encuentra bien encaminado ya que clasificó a las finales y luego alcanzó la sexta posición en la final A de los 100 metros libre con un registro de 49'' 65. Hace apenas tres semanas atrás se había quedado con el título nacional.

En Santiago del Estero consiguió la mejor marca de la serie final de los 100 metros haciendo 49"41. Así le alcanzó para consagrarse Campeón Argentino en su especialidad. Días más tarde, en Buenos Aires, recibió el Premio Heracles, que distingue a quienes consiguen récords nacionales.

A pesar que es el exponente más destacado de la natación nacional, los especialistas señalan que Grabich no llegó a su techo y aún tiene elementos para progresar. "En la acción de nado de la prueba es uno de los más veloces; por ahí puede corregir su partida y su salida de la vuelta, que son zonas decisivas en su prueba. Lo más importante es que tiene talento y que no alcanzó su techo", dijo Osvaldo Arsenio, presidente de la Comisión de Técnicos de la Federación Internacional de Natación.