La Comuna de Chabás y uno de los encargados de su maquinaria atraviesan por un conflicto porque, aparentemente, parte de los equipos fueron descubiertos cuando hacían trabajos de índole privado. A partir de ello, las autoridades abrieron un sumario administrativo y mantienen conversaciones con el gremio de los trabajadores.

En diálogo con Radio Casilda, Walter Britos, secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Casilda y Comunas Adheridas, señaló estar al tanto del tema y explicó que “para hacer una acusación de parte de la Comuna o de terceros se necesitan pruebas y para ello se da comienzo a un sumario administrativo, que es lo que está llevando adelante la Comuna”.

Britos sostuvo que habló “con los dos compañeros en cuestión e hicieron su descargo y nosotros vamos a acompañar, y la Comuna tendrá que dar las pruebas”.

De acuerdo a la información que se supo, los empleados habrían utilizado maquinaria comunal para trabajos particulares. La situación habría sido descubierta por el propio presidente comunal Lucas Lesgsrt, quien habría concurrido hasta el lugar para buscar los equipos.

El primer mandatario de la localidad prefirió el hermetismo y se limitó a señalar que por el momento no hará declaraciones a la prensa por este tema.

“La acusación existe pero no es tan así. Sabemos que el encargado general en cualquier Comuna dispone de la maquinaria para trabajar. Hay que ver si lo que hizo era o no para un privado. Eso lo va a determinar el sumario y la investigación”, afirmó Britos.

El pasado lunes feriado los representantes del gremio mantuvieron una reunión con Lesgart y autoridades comunales, “que nos pusieron en conocimiento de la situación y se procederá como lo indica el estatuto nuestro. Ahí se verá quien tiene la razón”.

Mientras esto ocurre, los trabajadores de la Comuna de Chabás continúan en funciones “porque no hay una cuestión de gravedad como para que sean cesanteados o suspendidos”, dijo Britos.