Era la primera prueba y había muchas expectativas en los asistentes. No sólo para quienes pudieron estar al borde del escenario, sino también porque en la previa las inscripciones fueron superadoras. Lo cierto es que la experiencia TEDxCasilda resultó enriquecedora desde varios puntos de vista y parece haber llegado para quedarse. Cada expositor intentó dejar un mensaje de motivación y los casildenses aplaudieron la sencillez que percibieron en cada uno.

La fachada del Dante estuvo adornada con una X gigante, hubo show de clown e instituciones locales y de la región que se sumaron para darle color a la previa. Cerca de las 15 se abrieron las puertas para comenzara lo más entretenido bajo la conducción del rosarino Ciro Seisas.

La encargada de romper el hielo fue la profesora Patricia Bottale, quien expresó su amor por los libros y aseguró que todo lo que se escribe, queda para la eternidad. "Sólo se vive una vez, salvo por la literatura", expresó. Minutos más tarde apareció José María Boti Rodríguez. Un apasionado por los proyectos sustentables. Su profesión de "intentor", tal cual él se define, lo llevó a crear un juguete que se arma partir de plástico reciclado.

Los primeros dos oradores casildenses fueron Andrea Moriconi y Gabriel Griffa. Tercera y cuarto, respectivamente. Ella contó su historia de vida ligada al mundo acuático y como ese medio le llevó a descubrir lazos humanos muy fuertes. Él pintó con palabras lo que habitualmente hace en las paredes. "La vida como los murales son efímeros, pero lo que hagamos con el corazón vivirá para siempre", cerró".

Antes del receso, subieron Fernando Bacci y Alberto Fernández. El médico que trabajó muchos años junto a Jorge Sampaoli le hizo honor a su apodo de Loco y regaló sonrisas por doquier. Siendo un tipo recorrió miles de kilómetros en apenas 50 años de vida, le pidió a la audiencia trazarse objetivos, lo que considera el motor de la motivación. Por su parte, hubo un sentido homenaje a un héroe de Malvinas local. En lo que fue uno de los momentos más intensos de la tarde.

Lucas Antonetti prosiguió luego del break de media tarde. El Iron Man argentino relató como cambió su estilo de vida en pocos años y hoy se codea con los mejores de su disciplina. Claudia Calvete se mostró como ejemplo de las familias que no se crean, sino que se hacen. En tanto que Melisa Angles relató la forma de combinar dos puntos que llegaron a apasionarla de la misma manera: el deporte y la discapacidad.

El penúltimo orador fue Gustavo Tártara, un hombre formado en nuestra Facultad de Ciencas Veterinarias, que se formó y se convirtió en el primer demartólogo canino y felino de Argentina. "Los veterinarios tenemos que capacitarnos al máximo, porque cuando se enferma un mascota hay un doble sufrimiento. Lo padece el animal y la familia", afirmó. El cierre fue para otro casildense, Martín Costa. El joven referente de los Payasos Hospitalarios mostró como las carreras universitarias a veces no nos enseñan tanto como los afectos. Porque su mejor lección de vida se la dio su abuelo, cuando le dijo que "todo es cuestión de perspectiva". Frase que ahora lleva como estilo de vida.

Así pasó TEDxCasilda, con aplausos genuinos y muchas sonrisas antes que bajara el telón. Pero si bien se terminó la primera y tan esperada edición, quedó la sensación de que el público se quedó con las ganas de más y eso es lo que entienden desde la organización. Por que no empezar a soñar con un 2020 con otro evento de similares características.

Escuchá la palabra de Iván Regali, uno de los organizadores que charló con el equipo de CasildaPlus.com luego de evento.