La semana pasada, la Unión de Obreros Metalúrgicos se había reunido en Congreso General en la ciudad de Mar del Plata. De ese encuentro se desprendió la decisión de comenzar con medidas de fuerza luego del Día del Trabajador. Sin embargo, el día viernes llegó la resolución de parte del Ministerio de Trabajo, la cual dictó la conciliación obligatoria. Por lo tanto, los empleados asistirán a sus labores diarias con normalidad.

Los gremialistas estaban dispuestos a parar media hora por hora de trabajo que les correspondiera. Así lo detalló Juan Storlini, delegado de la UOM en Casilda, en diálogo con Radio Casilda. “Fuimos notificados por la secretaría de prensa de la UOM a nivel nacional que se dictó la conciliación obligatoria. Por lo que las medidas de fuerza que iban a comenzar el martes quedan sin efecto”, aseguró.

Las negociaciones volverán a entablarse próximamente y proseguirán por un plazo de quince días. Desde el sindicato que lidera Antonio Caló, pretenden una suba de los salarios que ronde el 30%. De todas maneras, la mejor oferta que recibieron de parte de los empresarios apenas llega al 20%.