Después del fatídico 24 de febrero de 2017, algunas cosas han cambiado pero el sistema del transporte público de pasajeros sigue teniendo grandes falencias. Se corrigió lo que era indisimulable, lo que ya no tenía razón de ser, y el resto de los problemas siguen sin respuestas.
 
Este martes, en horas del mediodía, una unidad de la firma 33/9 se quedó varada en el camino a Rosario entre la A012 y la Ruta 33. La asistencia tardó en llegar y no hizo más que dejar en evidencia que de esta forma, la cuestión no funciona. Según el relato de Marilyn Rege -miembro de Prohibido Olvidar- en Radio Casilda "una pasajera fue la que le hizo señas a otro micro de la empresa Los Ranqueles y ahí se pudo hacer el trasbordo".
 
 
En la mañana de este miércoles, un micro de Santafesina sobrepasó a coches en una zona doble línea amarilla frente al frigorífico Rafaela. Una infracción de tantas, que esta vez fue documentada y se ve en las fotos de la publicación.
 
El micro a Buenos Aires
Al momento que se le quitó la concesión a Monticas, dejó de circular el micro que transportaba pasajeros cada madrugada de Casilda a Buenos Aires. El concejal Viru Yualé anunció el 30 de enero, que en 60 días el servicio iba a estar repuesto. Al margen de los dichos del edil de Cambiemos, transcurrieron 183 jornadas y no hay noticias.