En medio de las subas de servicios públicos que vienen castigando duramente el bolsillo de los ciudadanos, Casilda también se levantó y pidió por el congelamiento y retrotracción de los precios en las facturas. La movilización estuvo partida en dos en un principio, aunque culminó con un encuentro y cánticos múltiples frente al Palacio Municipal.

La puerta del Palacio Municipal.
La puerta del Palacio Municipal.

Una parte de la concentración se hizo en la esquina de la EPE y la otra tuvo epicentro en la Plaza de los Mástiles. En total, fueron alrededor de 200 casildenses quienes se plantaron con bombos, platillos, ollas, redoblantes o lo que hubiera a la mano para generar ruido.

De parte de la Multisectorial Casilda, tomaron la palabra: Javier Morinigo -OUM-, Manuela Bonis -Fuerza Popular Casildense-, Leo Pérez Raymond -Mística Casilda-, Georgina Caffi -Frente Cuidadano Casildense- y Walter Britos -Gremio de Empleados Municipales-. Este último invitó a la ciudadanía a concurrir este jueves a las 20 al Salón Dorado, donde se espera por la presencia de los concejales y funcionarios de las empresas prestadoras de servicios.

Durante la marcha se repartieron cintas de Prohibido Cortar y se anticipó que el próximo sábado en la Peatonal Sarmiento continuarán dándole difusión a los abrazos solidarios para los vecinos que ya fueron víctimas de cortes.