Se viene un año muy movido en materia política y los potenciales candidatos van calentando motores. Omar Perotti está de recorrida por la Provincia, pasó por Casilda y afirmó que irá por la revancha en 2019. Fue uno de los nombres que peleó mano a mano con Miguel Lifschitz en las elecciones anteriores.

El senador nacional pasó por los estudios de Radio Casilda y dejó varios título para analizar. Aunque lo más jugoso fue deseo explícito de gobernar Santa Fe. A pesar que dentro del mismo Partido Justicialista se barajan otros nombres, incluso el de la casildense Claudia Giaccone, el rafaelino parece ser el que tiene mejor consenso.

En primera instancia, Perotti marcó su rechazo a las últimas medidas económicas que adoptó el Gobierno Nacional y aseguró que el presupuesto 2019 es "inaceptable sino se contemplan cambios". En ese sentido, pidió que se reconsidera la quita del fondo sojero y, de una vez por todas, se incluya el pago de la deuda que se mantiene con Santa Fe. "Llevamos tres años de reclamos y no vimos un peso. El primer pedido se hizo en 2016, previo a la campaña electoral. Pero no se incluyó a todo el arco político ni a las instituciones intermedias. No es así, no son los dueños del tema", exclamó.

Por otra parte, volvió a recalcar su preocupación en materia de seguridad. A su modo de ver, dejó de ser algo exclusivo de las grandes ciudades, aunque también es cierto que Rosario y Santa Fe continúan siendo dos de los distritos más peligrosos del país. "Para que las libertades se cumplan necesitamos orden, volver a confiar en la policía", pidió el senador.

El 10 de diciembre de 2019 se hará el traspaso oficial de mandato en la sede de gobernación provincial y Perotti no dudó cuando le consultaron que iba a hacer ese día. "Me veo asumiendo como máximo mandatario", finalizó.